LA LEY DE LA INTENCIÓN



Bienvenido/as a todo/as !!!

Voy a exponer otro parámetro sobre la ley de la atracción, que es la La ley de la Intención.
Esta ley se aplica, para focalizar nuestros pensamientos para centrar la energía. Después de “crear” los pensamientos, la “semilla” en la ley de la visualización.

Una vez tengamos ya unas ideas, unos conceptos definidos con la visualización, se toma esta “semilla” de pensamientos, formados por las imágenes mentales. Ya se a formado así un “paquete” de energía, que con la ley de la intención vamos a enfocar, concentrar para que tenga la energía concentrada en un punto concreto en la matriz creadora del Universo.

Vamos hacer lo mismo que en la anterior ley de la visualización, al despertar o antes de dormir, en momentos de paz y/o soledad a lo largo del día, tomaremos los pensamientos de la visualización, e imaginaremos que estamos allí, de manera real, lo que estamos imaginando, interactuando mentalmente con ese entorno, personas y lugares que deseamos experimentar, implicarnos de tal manera, como unos actores y actrices, hacer vívida la experiencia mental, para que aflore en nuestro interior, las emociones y sentimientos de la alegría y la dicha que nos produce vivir con nuestros deseos cumplidos.

Debe ser como cuando veis una película que os gusta, emotiva, que os implicáis de tal manera con la pantalla, que sentís las mismas emociones intensas que transmiten los actores y actrices. Que os hacen reír y llorar, como si fuera real.

Practicando cada día así la ley de la intención, al imprimir vuestros sentimientos y emociones, se activa el Universo, es como plantar la “semilla” y regarla. Es hacer que vaya brotando esos deseos, esas experiencias bonitas que queréis vivir.

A medida que practiquéis más la ley de la intención, mayor es la energía, más fuerza tendrá el Universo para manifestar en vuestras vidas, vuestra creación. El Universo es como un lienzo en blanco, y con esta ley, es como ir dando las primeras pinceladas de color, que aún no parecen mucho, pero es el inicio de la gran obra que estáis creando. La ley de la visualización es como elegir los pinceles y colores adecuados, y la ley de la intención es como la mano del pintor que mezcla colores y distribuye los trazos aquí y allá, para crear ese bonito cuadro.

Implicar a personas, situaciones y lugares, donde la alegría, la felicidad, el compartir, la dicha de que todo vaya bien para todo/as, que tu creatividad se expanda, y tu amor por ti y los demás, se extienda en estas visiones que os formáis en vuestras mentes, como película con final feliz, donde todo/as alcanzamos la armonía, la dicha y el amor.

Y en este hermoso proceso, de creación consciente, vuestra vibración de energía interior va cambiando, se va elevando, porque la esencia misma del Universo es la creación, y hacerlo de manera consciente, es alinearnos con nuestro ser, con nuestra conexión cósmica, con Dios y el Universo entero, es estar en armonía con el todo.

Esta forma de creación mental, aunque parezca algo frívola e infantil, solo persigue el objetivo de activar en nuestra mente, nuestro ser, aquella energía de niño/a feliz, que es la poderosa energía creadora que venia del Universo, y los niño/as aún todavía recuerdan. En este sencillo estado de “inocencia”, es lo más próximo al estado de gracia, al éxtasis, a la iluminación. Por ello, al crear estos pensamientos, hacernos sentir como inocentes niño/as, se activa todo el proceso de la ley de la atracción, pues energía pura.

Realizada estos pequeños ejercicios periódicamente, y en un par de meses, veréis que cambios se producen en vuestras vidas, y recordad reír y bromear, cantar y bailar, aunque sea en vuestra intimidad, eso activa y conecta el niño/a interior, que os va a permitir elevar vuestra vibración bien alto, y por consecuencia, la ley de la intención, atraerá cosas bellas e intensas y vuestras vidas...probad y contarme...

Y hasta aquí mi aporte, amigo/as, hasta la próxima !!!


Comentarios